Slide # 5

Guardianes de la Galaxia Vol.2

Una comedia con fondo superheroico Leer más

Slide # 4

Man Vs Snake

¿Un récord "chorra" más?. Leer más

Slide # 3

Sneaky Pete

Cine de gángsters mezclado con cine de atracos, en formato serie. Leer más

Slide # 2

Tarde para la ira

Potente y visceral, te hace ir del acaba con todo al no serás capaz. Leer más

Slide # 1

Los siete magníficos

Un western de tono clásico, muy disfrutable, pero que nunca consigue ponerse al galope. Leer más

lunes, 30 de diciembre de 2013

Especial Ryan Gosling: 'Asesinato...1-2-3'


Son numerosas las entradas que versan sobre las expectativas, y como puede llegar a ser absurdo exigir o medir un producto solo por aquello que va acorde a nuestra semejanza. Es así que cada género, entre otras cosas, requiere un acercamiento. A priori ‘Asesinato... 1-2-3’ (2002) es un thriller convencional con aroma a producto prefacturado y protagonizado por Sandra Bullock, con todos los matices que esto representa. Sin embargo el resultado no es moderadamente correcto y/o entretenido en el mejor de los casos, no hay nada destacable en sus 120 minutos de duración y sitúan su lugar, aquel en el que se deben posar las expectativas, en el de un mal telefilme. 



El personaje de Sandra Bullock esta construido para un espectador femenino y de andar por casa. Es respetable su público, su objetivo, pero no la forma en que se le aborda. Hay infinitas películas infantiles mucho menos evidentes y donde se ofrece un mayor respeto y consideración hacía la inteligencia de su receptor. Malamente interpretada, Cassie Mayweather es una detective víctima de un pasado turbulento pero aún así luchadora, tenaz, independiente y capaz por si misma, un ejemplo de pundonor. Es bondadosa y comprensible pero ostenta una coraza de sentimientos debido a todo su pesar, merece triunfar. Y además es solitaria no por merecimiento si no por la crueldad del mundo, y por supuesto, merece ser feliz. Cada secuencia, casi cada plano, es una recopilación de cliches alarmantes.

Su compañero de guardia Sam Kennedy (Ben Chaplin) es su alter ego no reconocido, es aquello que necesita para lograr todo lo que sabemos merece y en sus diferencias, su tira y afloja, nos tendrán el corazón en un puño (ironía). Ambos se verán envueltos en la resolución de un asesinato perpetrado por Justin Pendleton (Michael Pitt), personaje que cuenta con una presentación de interés fulminada por la introducción del factor amor que corta el desarrollo y lo amuerma, y Richard Haywood (Ryan Gosling), sin duda la figura de mayor interés sin suponer esto ningún alarde, su chulería, agresividad y aire a donjuán son los componentes que más juego dan al metraje. 


Poco se les puede acusar a los interpretes cuando tienen que enfrentarse a tamaños esperpentos, ya que además, no hay un solo elemento tras las cámaras donde apoyarse. El guión es más que evidente con lo ya comentado, la fotografía es inane y la banda sonora torpe. Y si esta mal señalar, “simplemente” digamos que Barbet Schroeder su director, es incapaz de hacer funcionar nada o de rodar algo con mayor capacidad al plano medio o el plano contraplano.

La conclusión narrativa es igualmente disparatada, la secuencia de acción da cierta lástima (ese “nooooooo” es sublime), y los ahogados intentos por generar tensión siguen la misma línea. La resolución del caso, ese plan perfecto medido hasta el átomo y que se cae por una banalidad insultante, deja a uno estupefacto y da pie a una frase final apoteósica, liberadora y grandilocuente, (aviso spoiler) “tienes una vida, y lo que hagas con ella y lo que te hagan a ti hay que asumirlo, no puedes fingir que no ha pasado”. (fin spoiler). 

Valoraciones:

Personal: 3
Filmaffinity: 5,3
Metacritic: 6,3
Rottentomatoes: 5,3
IMDb: 6

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

2 comentarios:

  1. Este texto es un buen ejemplo de lo que es, o debería ser, una crítica negativa: bien argumentada y respetuosa (pero no por ello menos contundente).

    Saludos. Y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que fue un ejercicio de contención. Gracias por lo dicho y ¡feliz año también para ti Mario!

      Eliminar