Slide # 5

Un monstruo viene a verme

Mucho más humana que lacrimógena. Leer más

Slide # 4

Hannibal

Una serie que se cree impecable pero se marcha dejando el lugar lleno de huellas. Leer más

Slide # 3

Sneaky Pete

Cine de gángsters mezclado con cine de atracos, en formato serie. Leer más

Slide # 2

Fuerza Mayor

La caída del yo idealizado frente a la realidad del instinto. Leer más

Slide # 1

Los siete magníficos

Un western de tono clásico, muy disfrutable, pero que nunca consigue ponerse al galope. Leer más

martes, 19 de mayo de 2015

'La canción del mar', Tomm Moore


Historias contadas que se transforman en cuentos, aquellos de nuestra infancia, poderosos, los que sin pedir permiso se pierden adentro y, aún sin recordarlos, siempre nos acompañan.La canción del mar’ cala como un cuento, inolvidable, y sus mimbres rebosan la magia de la que todos están hechos. Pero no es la magia de Disney, la fantasía irreverente de Dreamworks o la genialidad de Pixar quienes la firman, esta delicada pieza de animación traza sus propios contornos de la mano de Cartoon Saloon, compañía irlandesa que sin duda evoca a las grandes joyas del estudio Ghibli.

Y puestos a equiparar, si Hayao Miyazaki fundo Ghibli con cuarenta y cuatro años, Tomm Moore hizo lo propio con Cartoon Saloon a los veintidós. Hoy, mayo de 2015, a sus 38 años ya cuenta en su filmografía con dos maravillas: la que nos ocupa, y ‘El secreto del libro de Kells' (2009). No solo les une un estilo artesanal exquisito, ambos pretenden abrir al mundo una cultura poco conocida mientras comunican temas universales, y vuelven a unificarse al utilizar para ello elementos como la emoción, la importancia de la naturaleza y su fauna, la inocencia como virtud, o la magia como fábula.


Visualmente priman los contornos redondeados en una animación bidimensional que de forma progresiva te va ganando, se comienza escéptico y se termina rindiendo pleitesía. El grupo de personajes es variado y cada uno posee sus propios trazos llenos de personalidad, pero es en sus fondos donde realmente fascina, difusamente coloreados, son una auténtica delicia. Termina de dibujar la atmósfera un acompañamiento musical de sonidos locales, de ensueño, de los que trasladan a un mundo de leyenda.

La leyenda vivida por Ben y Soirse, una cuenta atrás plagada de personajes del folklore irlandés donde subyace la pérdida, sus consecuencias, como lidiar con ella y finalmente asumirla. Algo que se padece en singular y se trata de afrontar enfrascando sentimientos lo que, en lugar de ayudar, les tornan en piedra. Véase la antipatía de Ben hacia su hermana, los convencionalismos de la abuela “en mi coche y en mi casa no se llora”, la frialdad del padre agarrado al horizonte de día y a la botella de noche, o la abuela lechuza quien metafóricamente lleva todo esto a imágenes. 



‘La canción del mar’ es una magnífica pieza de arte, enormemente sensible, auténtico cine en todas sus categorías. Un discurso complejo, con mimo, suficientemente maduro como para embelesar al adulto. Una aventura sorprendente, fascinante, y con una buena cantidad de elementos como para entusiasmar al menor. ¿Y si ahora que el maestro se ha retirado, ya tuviéramos sustituto, y fuera irlandés?.


Valoraciones:

Personal: 9
Filmaffinity: 7,7
Metacritic: 8,1
Rottentomatoes: 8,4
IMDb: 8,2

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

2 comentarios:

  1. Encontré que el personaje de Ben, el hermano, estaba muy bien perfilado. Un gran personaje. Realmente recomendable.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de ser el que sufre una mayor evolución. Saludo!, :D

      Eliminar