Slide # 5

Al filo del mañana

Un deseo por avanzar constante y puro entretenimiento son suficientes para justificar su visionado, pero no los únicos. Leer más

Slide # 4

Inside Out

‘Inside Out’ nunca deja de brillar, una fascinación inagotable capaz de levantar por si misma la isla de la cinefilia. Leer más

Slide # 3

La canción del mar

Cala como un buen cuento a adultos y niños, inolvidable. Leer más

Slide # 2

Misión Imposible: Nación Secreta

Pocos gadgets, sosa acción, y sin embargo, un tramo final que deja con sensación de agrado. Leer más

Slide # 1

Intocable

Un éxito brutal pero..., ¿acaso fue perfecta?. Leer más

sábado, 14 de septiembre de 2013

Especial Ryan Gosling: 'Blue Valentine'


- Esta crítica puede contener spoilers - 


Siempre defenderé que el valor de un historia radica en como se cuenta y no en su, sobrevalorada, originalidad o complejidad. Pues el cine es un elemento narrativo, y es en el donde ilusiona y emociona. 'Blue Valentine' (2010, Derek Cianfrance) es una historia sencilla por mil veces vista, pero narrada desde las vísceras, veraz hasta conseguir hacer propia una pequeña historia de amor a todo aquel que conozca el término, y esto es, o debería ser, a todo el mundo.


La historia nos presenta, mediante el uso de un montaje que alterna dos espacios temporales, a Dean (Ryan Gosling), gracioso, talentoso, enamorado del amor y en su busca como mayor aspiración y a Cindy (Michelle Williams), dulce, interesante y con grandes metas futuras pero sin apoyo emocional, sola. Así surge el amor, espontáneo, alegre, lleno de química e ilusión, copado de virtudes, un amor que irrumpe sin freno en sus vidas, ligándolos con una fuerza inesperada, la vida


Así somos zarandeados, saltamos del pasado al presente y nuestro estado de ánimo cambia con ellos, acabamos extasiados, y en ello radica su mayor virtud, es una historia que se siente. Es esperanzador cuando florece y desolador cuando marchita. Duele ver como la verborrea de Dean en un inicio causa admiración en el rostro de Cindy - una Michelle Williams nominada al Oscar por su papel comedido pero con raza -, y eso mismo es una brecha comunicativa insalvable en el futuro “- Casi nunca nos sentamos a hablar como adultos porque cada vez que lo hacemos le das la vuelta a lo que digo y lo interpretas al revés, lo tergiversas y te pones a parlotear. - Si no te interesa lo que tengo que decir, será mejor que no diga nada. (...) - Suerte. Ellos siguen siendo los mismos, pero el hastío y el cansancio cambia la percepción, nada puede hacerse, duele. 

La calidez de Dean con el tiempo se transforma en una correcta frialdad que como muestra una singular habitación, metálica, azul, sin vida, no ofrece una mejor perspectiva de futuro. No obstante el acepta la situación, sigue latiendo, ella agoniza, no es quien quería ser, acorralada por las circunstancias, sin aire. 


Derek Cianfrance consigue con este, su segundo largometraje, irrumpir en el cine independiente como una figura no a tomar en cuenta, si no ya importante. Se destapa como un gran director de actores y rueda priorizando los planos medio corto y los primeros planos, intimistas, con grandes desenfoques que centren la atención exclusivamente sobre los personajes. Como ya se ha indicado, opta por un montaje que alterna secuencias presentes y pasadas y es en sus transiciones donde trata de lucirse, ya sea con golpes de ánimo o elementos técnicos y/o narrativos. Magnifica aquella en la que Dean ve por primera vez a Cindy, el plano subjetivo nos debe mostrar su rostro juvenil pero se realiza una transición y aparece una Cindy cansada y alicaída.


“Porque todo el mundo tiene sus canciones, pero son malas y todos las comparten. (...) pero no nosotros, tenemos la nuestra”. Y fue de ellos, “you and me” era un misterio, parte de una maqueta no publicada de los años 70 compuesta por “Penny & The Quarters” un grupo de componentes desconocidos y que el éxito de película y canción ha logrado, en parte, sacar a la luz. Junto a ella, destaca a su vez el otro gran tema de la película “You always hurt the one you love” interpretada por un Ryan Gosling que canta con ukelele en mano, y que a pesar de bordar el papel no obtuvo una merecida nominación al Oscar.


Pero si hay algo que hace realmente funcionar a esta obra y hacerla crecer hasta convertirla en una gran experiencia cinematográfica, esa es su capacidad para generar espacios incompletos que cada uno complementará con sus propias vivencias, haciendo así, Blue Valentine, una vivencia única e inherente a cada espectador. 

Valoraciones:

Personal: 8,5
Filmaffinity: 7,1
Metacritic: 8,1
Rottentomatoes: 7,8
Imbd: 7,4

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

0 comentarios:

Publicar un comentario