Slide # 5

Al filo del mañana

Un deseo por avanzar constante y puro entretenimiento son suficientes para justificar su visionado, pero no los únicos. Leer más

Slide # 4

Inside Out

‘Inside Out’ nunca deja de brillar, una fascinación inagotable capaz de levantar por si misma la isla de la cinefilia. Leer más

Slide # 3

La canción del mar

Cala como un buen cuento a adultos y niños, inolvidable. Leer más

Slide # 2

Misión Imposible: Nación Secreta

Pocos gadgets, sosa acción, y sin embargo, un tramo final que deja con sensación de agrado. Leer más

Slide # 1

Intocable

Un éxito brutal pero..., ¿acaso fue perfecta?. Leer más

jueves, 16 de enero de 2014

'15 años y un día', horizontal


Rancio y anodino encefalograma plano aplaudido por la crítica especializada en un ejercicio de cinismo subvencionado, amparado en galardones y nominaciones que no hacen más que herir al cine patrio, a su público, y auspiciado por una industria ególatra que clama al arte dándole la espalda. Pasado el mal trago es necesario respirar y citar a la esperanza: ‘La gran familia española’ (Daniel Sánchez Arévalo, 2013), ‘Las brujas de Zugarramurdi’ (Álex de la Iglesia, 2013), ‘Canibal’ (Manuel Martín Cuenca, 2013) e incluso propuestas que aún sin ver me ilusionan como ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ (David Trueba, 2013) o ‘Mindscape’ (Jorge Dorado, 2013).
‘15 años y un día’ pretende transmitirse como un relato natural pero se percibe impostado, trata de ser un fiel reflejo de la adolescencia y su entorno cuando resulta forzado, falso y desalado, y se quiere ayudar de una trama sincera junto a unos personajes creíbles configurando por contra estereotipos, tópicos y diálogos encorsetados. Es un todo fallido no por ser sencilla, aunque no quiera serlo pero si aparentarlo, si no por no saber ser sencilla. 

Dirección, guión e interpretación son lo más representativo en una escala que va de lo anodino al despropósito. Le falta ritmo y pulso a la narración obra de la respetada Gracia Querejeta quien filma un relato monótono, plano y sin tensión, quedando en evidencia ante simplezas tan palpables como los fundidos a rojo o aspectos de guión. Este, por su parte, viene firmado por Santos Mercero y dirección, es previsible con aire a trascendental y realidad harto artificial, llano y planificado, carente de audacia e interés.
Los personajes que habitan esta (ir)real historia están poco dibujados y casi condenados desde guión y dirección, es por ello ligeramente abusivo encarnizarse con un grupo de actores que, por otra parte, no lo hacen bien. Maribel Verdú no convence ni al monologar escenas, Tito Valverde ni impone ni emociona, Belén López no tiene peso, y el linchado Arón Piper, protagonista, presenta momentos dignos de inicio escolar pero que también es capaz, a veces, de ofrecer algo. 

Al final de esta historia de rebeldía adolescente se llega ya sin interés alguno, poco importan las consecuencias de lo acaecido o su desenlace. Gracia Querejeta conforma así una película horizontal, donde el reloj de muñeca será una constante y que debería ser fácilmente olvidable si no fuera por la insistencia de un sistema que sean los motivos cuales sean pretende convertirla en historia.
Valoraciones:
Personal: 2
Filmaffinity: 5,3 
Metacritic:  ¿?
Rottentomatoes: ¿? 
IMDb: 5,6

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

2 comentarios:

  1. Que tal, un saludo desde Asalto Visual, me adhiero a su blog, por obvias razones de gusto, y principalmente por por el tema de los documentales, tema que realmente me interesa bastante, de nuevo un saludo, y un gusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Andrés, un saludo y encantado.

      Eliminar