Slide # 5

Un monstruo viene a verme

Mucho más humana que lacrimógena. Leer más

Slide # 4

Hannibal

Una serie que se cree impecable pero se marcha dejando el lugar lleno de huellas. Leer más

Slide # 3

Sneaky Pete

Cine de gángsters mezclado con cine de atracos, en formato serie. Leer más

Slide # 2

Fuerza Mayor

La caída del yo idealizado frente a la realidad del instinto. Leer más

Slide # 1

Los siete magníficos

Un western de tono clásico, muy disfrutable, pero que nunca consigue ponerse al galope. Leer más

lunes, 18 de noviembre de 2013

'Los falsificadores', una divisa para sobrevivir

En el año 2008, el jurado de la academia de las artes y las ciencias cinematográficas de Hollywood decidió otorgar el Oscar como mejor película de habla no inglesa a ‘Los falsificadores’, obra que he decidido rememorar gracias a que su director, Stefan Ruzowitzky, es motivo de actualidad debido al estreno de ‘La Huida’. Un thriller al parecer convencional principalmente avalado por un gran elenco interpretativo formado por Eric Bana - ‘Munich’ (Steven Spielberg, 2005) -, Olivia Wilde - ‘House’ (Varios, 2004-2012) -, y Charlie Hunnam - ‘Hijos de la anarquía’ (Varios, 2008 - actualidad) - quien afortunadamente para él, desafortunadamente para las fans (aunque aún no lo saben), huyó despavorido del proyecto ‘Cincuenta sombras de Grey’ (Sam Taylor-Johnson, 2015).

Retrocedemos pues en el tiempo y retomamos la obra de mayor repercusión en la filmografía de Stefan Ruzowitzky, una pequeña gran historia ambientada en la segunda guerra mundial. Intimista, el devenir y el suceder de la contienda es apenas expuesto y la premisa es sobrevivir y convivir. Bien es cierto que la temática se antoja manida, ofreciendo en su defensa la cinta una visión suficientemente dispar como para generar interés. El pueblo judío es víctima, pero no se recrea en su sufrimiento e indefensión, son seres con carácter, cuentan con las mismas bondades y defectos que el restos de los mortales, capaces de luchar y adaptarse pero también de sucumbir.


La trama discurre conforme a la “operación Bernhard” que pretendía hundir las economías rivales mediante la falsificación de divisas a cargo de un grupo formado por especialistas judíos, recluidos en un “campo de trabajo”. Estamos así ante un hecho real guionizado por el propio director en torno a la historia de Adolf Burguer (August Diehl), personaje co-protagonista de grandes ideales que se antoja con más protagonismo que desarrollo. Por contra Sorowitsch, interpretado por un convincente Karl Markovics, es un personaje con más arrestos que ideales, inalienable, de un actuar individual pero fraternizado, hermanado, es sin duda alguna el elemento que le añade mayor valor a la historia.

Destacar así mismo dos personajes del bando alemán, Devid Striesow como “poli bueno” y Martin Brambach como “poli malo”, pues son los matices que estos personajes ofrecen, donde la película adquiere densidad y se muestra como un filme nada complaciente para con el espectador. La visión del alemán medio, la personalidad y el proceder de cada uno o el no final de ambos son buena muestra de ello. 


La carga de culpabilidad no es muy elevada durante su visionado, se respira un ambiente de injusticia pero aceptable, la sensación de comodidad se implanta con discreción para con la misma tranquilidad, sin una gran operación detrás, mostrar un desenlace que borra esa pátina de bienestar, golpeando y dando el momento de mayor impacto emocional de todo el metraje.

Un conjunto al que le falta garra, carece de cierta fuerza narrativa y de emoción ante una situación extrema como la que se presenta, aún así, la muy ajustada duración (98 min) junto a un montaje seco, al corte, directo y que da prioridad al avance compensa esa falla y da forma a una obra que en conjunto se aprecia como bien resuelta, interesante y nada maniquea, donde finalmente se aboga por el olvido y seguir siendo uno mismo.


Valoraciones:

Personal: 7
Filmaffinity: 7,2
Metacritic: 8
Rottentomatoes: 7,7
IMDb:7,6

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

0 comentarios:

Publicar un comentario