Slide # 5

Guardianes de la Galaxia Vol.2

Una comedia con fondo superheroico Leer más

Slide # 4

Hannibal

Una serie que se cree impecable pero se marcha dejando el lugar lleno de huellas. Leer más

Slide # 3

Sneaky Pete

Cine de gángsters mezclado con cine de atracos, en formato serie. Leer más

Slide # 2

Tarde para la ira

Potente y visceral, te hace ir del acaba con todo al no serás capaz. Leer más

Slide # 1

Los siete magníficos

Un western de tono clásico, muy disfrutable, pero que nunca consigue ponerse al galope. Leer más

viernes, 16 de mayo de 2014

'The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro', satisfactoria


Cuando apareció en pantalla ‘The amazing Spider-Man’ (Marc Webb, 2012) eran más las voces críticas que las partidarias hacia un reboot que se presumía demasiado inmediato, - solo habían transcurrido cinco años desde el final dirigido por Sam Raimi -, copiando Sony quizás la menos vilipendiada fórmula de DC - el Batman de Nolan fue un reinicio con apenas ocho años de diferencia respecto a su anterior aparición ‘Batman & Robin’ (Joel Schumacher, 1997) -. En este aspecto el resultado innecesario o no, si fue el de notarse como algo nuevo, diferente al menos, acallando el tópico de las ideas en Hollywood para mostrar de nuevo que la importancia esta en el desarrollo, y no en la tan cacareada originalidad.
‘The amazing Spider-Man 2’ vuelve a enfrentarse con la reminiscencia, ese batiburrillo llamado Spider-man 3 (Sam Raimi, 2007) que presumía de villanos al igual que la cinta aquí presente. Sin embargo donde una se atolondraba por dar cabida a todos, James Vanderbilt, Alex Kurtzman, Roberto Orci y Jeff Pinker - estos tres últimos responsables de ‘Fringe’ (2008 - 2012) -, firman un guión bastante unificado estableciendo una jerarquía ambigua pero efectiva, ya que si bien Electro es el principal por cartel y minutaje, el gran inductor y protagonista es Harry Osborn, siendo Rino un recurso hábilmente implementado. Aún con todo, la historia tarda en cuajar sufriendo un primer tercio - quizás algo más - que se aprecia como impostado, brusco, y que puede llegar a lastrar definitivamente la experiencia de los menos pacientes.

Es en este primer tramo donde sus mayores debilidades quedan retratadas y lucen a espuertas, los tópicos sin sustancia se manifiestan en todos sus frentes - drama, romance, aventura -  y caen en la redundancia incrementados por una música que manifiesta y subraya lo obvio. El idolatrado Hans Zimmer - entre otros -, conforma una banda sonora que al igual que la cinta en su conjunto alterna el piloto automático, cayendo en la facilidad y el mainstream, con el traje de faena donde despunta mostrándose efectivo y atractivo. 


Marc Webb dirige esta nueva aventura del “trepamuros” a medio camino entre la acción y el amor, obteniendo una vez llegados a los títulos de crédito un bagaje positivo - tampoco entusiasta - de su visión en ambos campos. La apreciada ‘500 días juntos’ - opera prima y única película en su haber antes de acceder a la franquicia que aquí nos atañe - le sirve como experiencia para crear una relación sentimental que desarrolla todas sus fases y, salvo pequeños clichés, esta bien construida dentro de las posibilidades que el género ofrece. La anterior Spiderman le aporta a su vez un grado a la hora de afrontar una producción mastodóntica - 200 millones de presupuesto -, y diseñar una acción disfrutable de la mano de un Spiderman ágil, veloz y perspicaz danzando alrededor de sus enemigos.

El elemento diferenciador de Peter Parker, su esencia, el motivo por el que quizás sea el súper héroe más querido, es principalmente ser un común con gran ingenio y humor - genial el gag del altavoz -, y eso que es tan apreciado se plasma en pantalla con gran acierto, es el Spiderman que esperas - al menos para el que esto subscribe -. Llegamos así al tema de la fidelidad respecto al cómic, un tema polémico siempre, y que como ya he dicho respeta la individualidad - único elemento intocable en una adaptación - sin tener miedo a nadie con lo que ello conlleva, alzarse o caer dolorosamente.


Andrew Garfield y Emma Stone vuelven a mostrar una química exquisita producto de su talento - y de llevar una relación en la vida real -, que suele ser difícil de encontrar por estos lares súper heroicos y que por tanto, es muy de apreciar. Dane DeHaan eleva aún más el gran nivel interpretativo de los protagonistas y construye un personaje - el duende verde - que, con sus muchas diferencias, es a Spiderman lo que Heath Ledger fue a Batman. Una interpretación soberbia de un prominente y joven actor que tiene toda la atención y admiración, lo mejor de la película sin duda. Jamie Foxx - Electro -  y Paul Giamatti - Rino - cierran un elenco de altura junto a Sally Field, Campbell Scott y Embeth Davidtz - familia Parker -.

‘The amazing Spiderman 2’ se balancea sobre su propia tela de araña, tarda demasiado en tomar impulso pero una vez comienza el vaivén el viaje es entretenido y satisfactorio, incidiendo en su tramo final donde juega con el estado anímico del espectador para primero generar suspense, golpear justo después y finalizar con un cliffhanger totalmente estudiado y elaborado durante sus más de 140 minutos que sienta las bases de un universo aún mayor.



Valoraciones:




Personal: 6,5

Filmaffinity: 6,6
Metacritic: 7,4
Rottentomatoes: 5,9
IMDb: 7,5

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

0 comentarios:

Publicar un comentario