Slide # 5

Guardianes de la Galaxia Vol.2

Una comedia con fondo superheroico Leer más

Slide # 4

Man Vs Snaket

¿Un récord "chorra" más?. Leer más

Slide # 3

Sneaky Pete

Cine de gángsters mezclado con cine de atracos, en formato serie. Leer más

Slide # 2

Misión Imposible: Nación Secreta

Pocos gadgets, sosa acción, y sin embargo, un tramo final que deja con sensación de agrado. Leer más

Slide # 1

Intocable

Un éxito brutal pero..., ¿acaso fue perfecta?. Leer más

domingo, 23 de febrero de 2014

'La gran estafa americana', ¿estafa?

“Todos nos engañamos de una manera u otra para salir del paso” reúne en tan solo una línea los argumentos en beneficio y contra de una película que, para el que esto subscribe, esta siendo categóricamente sobrevalorada tanto en su percepción global, como en lo que a dirección e interpretación atañe. Siendo preciso aclarar que “no existe el blanco o el negro, solo una gran cantidad de grises”, como es su apreciación más acertada la de un gris, término medio y ecléctico. Una película correcta alejada del Oscar, si, pero también del bodrio.
El primer engaño, el positivo, viene desde un guión original que avisa “la clave de la gente es lo que creen y lo que quieren creer”, y así entre lo que creemos, nos hacen creer, y dejamos de creer, la historia gira y se desmenuza en torno a diferentes capas y lecturas. El espectador ávido de buen cine se convierte en un desesperado al que están esperando, y ya sea en su faceta cómica, drama, romántica, gangster, de intriga o personajes, primero seduce y atrae en su introducción, siembra la duda en su desarrollo, y defrauda y engaña a su conclusión para dar pie a un nuevo tramo, y vuelta a empezar. Un juego que cansa por su exceso, pierde frescura con el transcurrir y se diluye hasta un final acorde a la tónica cíclica comentada, decepcionante.

“No eres nada para mi hasta que lo seas todo” y una vez ante la pantalla, los actores lo van a ser todo, segundo factor positivo. Un enmascarado y tripudo Christian Bale conforma el personaje más interesante, que no la mejor interpretación, dando vida a un estafador que destila caspa pero desprende también un halo de personalidad que atrapa. La mejor interpretación, la más completa, es para Amy Adams quien firma la frase que da pie al párrafo, enérgica, atrevida y sexy. Por debajo de ambos, Bradley Cooper y Jennifer Lawrence no flaquean ni tampoco deslumbran, volviendo a surgir el verbo sobrevalorar. ya que ambos bajo mi percepción de cara al exterior, lo están siendo. Mención positiva así mismo para un breve y tremendo Robert De Niro y un visionario Jeremy Renner.
La dirección es el ardid engaño que se nos propone, ya que si David O. Russell quiere derrochar personalidad a cada plano y movimiento de cámara, su mayor carencia es la falta de estilo. La originalidad y deseo metafórico que se propone resulta poco transgresor e incluso ineficaz, posiblemente todo lo contrario a sus pretensiones. Y si el aspecto, la imagen y el conjunto, es interesante no es tampoco gracias a su director de fotografía, Linus Sandgren, si no a una dirección artística que evoca un tiempo, espacio y tono donde así mismo destaca el diseño de vestuario, indumentaria acorde al gran nivel nivel mostrado por los interpretes.

Transcurre así bajo el coqueteo entre despegar o hundirse 138 minutos que son a la postre un lastre demasiado grande como para soportar, antojándose por momentos tediosa y cayendo en el desinterés durante ciertas partes del metraje. Reposada, y aún siendo evidente su exceso de duración, la lánguida sensación lo es menos y sus virtudes, guión e interpretación, hacen ver un resultado apto pero nunca sobresaliente.
La mayor barrera e inconveniente que tiene el espectador de cara a enfrentarse con ‘La gran estafa americana’ son las expectativas que no cesan de vender y engrandecer desde prensa, certámenes e industria, siendo esto la peor de las ayudas para David O. Russell y su futuro en taquilla. En cuanto a lo meramente narrativo una trama irregular que salta y cambia sin terminar de situarse y funcionar, una excesiva duración y un final falto de garra va a transmitir a muchos una sensación de estafa. Para otros, el engaño será cosa de un guión elaborado y bien interpretado. Así que, ¿te han engañado o te has sentido engañado?.
Valoraciones:
Personal: 6,5
Filmaffinity: 6,6
Metacritic: 7,6
Rottentomatoes: 8,2
IMDb: 7,6

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Y/O ÚTIL?

0 comentarios:

Publicar un comentario